domingo, 23 de junio de 2013

Amigurumi


En Japón es costumbre tejer pequeños muñecos a ganchillo. Forman parte de la cultura "kawaii", término que se utiliza para referirse a algo bonito, precioso, encantador, tierno, etc.

Además de su uso decorativo o lúdico, los amigurumis van más allá. Según la costumbre cada amigurumi posee un "alma" que lo convierte en el compañero y confidente de por vida de su dueño, proporcionándole protección y consuelo en los momentos de estrés y tristeza.

Estas figuritas son objetos de apego ligados a conceptos de amistad, complicidad y compañía. Proporcionan protección y seguridad a su propietario. En algunos casos son usados como amuletos personales y también en casas, negocios y puestos de trabajo. En Japón es usual verlos en las oficinas al lado de los ordenadores como un símbolo de apego, o adorno personal, o como recordatorio de respirar, sonreír y hacer una pausa.

Bueno, pues con esto de la globalización, estos simpáticos muñequitos han llegado a occidente. El otro día, en la mercería del barrio, mi hijo vio una jirafa y le llamó muchísimo la atención que se pudieran tejer esas cosas.

Tanto es así, que el día de mi cumpleaños me sorprendió con un regalo: una aguja con mango ergonómico. Me dijo: "Mamá, es para que no se te canse la mano... y para que me hagas un Doraemon de ganchillo como la jirafa de la tienda". ¡Casi me lo como!

Como os podéis imaginar, me faltó tiempo para ponerme manos a la obra, y este es el resultado. Para ser el primero que hago ha quedado bastante resultón, ¿no creéis?



Ahora tenemos un poco de guerra en casa, y es que la pequeña también quiere el muñeco. Así que el pobre gato cósmico va de mano en mano, lo lanzan por el aire, rueda por el suelo del parque y está ya para darse unas vueltecitas en la lavadora, pero de momento sobrevive y mantiene todas las piezas en su sitio. Visto el éxito tendré que hacer alguno más.

sábado, 11 de mayo de 2013

Seguimos crochetando





El portátil del dedal de mamá no puede ir de cualquier manera, por eso le he hecho una funda de trapillo.







Aunque es bastante resultona, yo la utilizo para estar por casa, y cuando lo tengo que transportar lo meto en una cartera. 

Es un buen invento para los estudiantes, que suelen llevar el portátil en la mochila junto a los libros, el estuche, las llaves, las gafas, el bocata del almuerzo... Una manera de protegerlo sin que ocupe más espacio. 

martes, 16 de abril de 2013

Pulseras espiral

¿Qué os parecen estas pulseras?

Están tejidas con cola de ratón, formando una espiral. 






Para cada una de ellas he utilizado doce hilos, aproximadamente unos siete metros por pulsera. 



Luego las he rematado con los terminales y he añadido un detalle colgante.










Colgante flor

Este colgante está hecho con satén y cola de ratón en gris, blanco y negro. El centro de la flor, el detalle lateral y las terminaciones son cuentas de Swarovski en un soporte de alambre de aluminio negro.

¿Qué os parece el experimento? Seguiré probando otras combinaciones.


jueves, 11 de abril de 2013

Seguimos ganchilleando

Me ha gustado esto del crochet XXL, así que compré material y dale que dale al ganchillo... he terminado estos dos bolsos.


                  

martes, 2 de abril de 2013

Nuevas diademas

Hacía tiempo que no publicaba, es que he estado muy atareada. Por fin he podido fotografiar y sentarme un ratito para ir poniendo al día el blog. Aquí os dejo una nueva serie de diademas. Hay para todos los gustos.


                        
      

Crochet XXL

Cuando era pequeña mi abuela me enseñó a hacer ganchillo. Ya casi ni me acordaba, pero todo es ponerse y al final va saliendo. Hace años que mi abuela no teje, por la vista. Y es que es difícil atinar con hilo fino. Ahora está de moda el crochet XXL, y me he animado a probar. Aquí os dejo el resultado: mi primer bolso, con algodón a rayas azul marino y blancas. ¿Qué os parece?


Bolso de trapillo azul marino y blanco con flor roja

domingo, 10 de marzo de 2013

Diademas


De pañuelo fallero




















           Verde y fucsia                                                       

La tortuga terminada

Bueno, pues ya está acabada.



viernes, 1 de marzo de 2013

A mal tiempo...

Vaya días fríos y lluviosos. Parece que el invierno no acabará nunca. Aprovechando estas tardes de encierro me he puesto a trabajar desafiando al pronóstico del tiempo y aquí os dejo el resultado: las  primeras flores de la primavera, diademas y coleteros para que las más pequeñas vayan bien guapas.


Diademas en piqué estampado en naranja y verde, ideales para un vestido blanco.




 Coletero en cuadro escocés: para el uniforme del cole


 Más coleteros: